Humo®

Y resulta que por estas horas estoy cumpliendo las 200 horas sin fumar…No hare un post complejo al respecto, a decir verdad, me parece triste que sea mediante una prohibicion medica que yo me aleje del tabaco, que en realidad me sigue atrayendo.

Contemplaba la posibilidad de fumar un cigarrillo esta noche pero la carga moral que me implica mi propio bienestar con respecto a mi compromiso con la banda resulta en que no me siento con derecho a enfermarme (la negacion de mis malestares desde luego tiene la consecuencia de extenderlos), manejo mentalmente muchos detractores  y atenuantes para mi malestar moral, la verdad es que ninguno me convence a mi siquiera.

So, here we go again. Ya una vez habia sentido la banda como carga mas que alivio y renuncie (resulto ser una separacion temporal, por curiosidades del destino).

Y no es decision de dificultad alguna.

Diciembre suele ser nostalgicon =P

Salud por el Soma!

O sera que eso de no fumar no me deja de Humo®?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *