Voto Nulo – Parte 1

Lo siento pero está de moda, y pues a todos nos gusta hablar de política.

Esta es una entrada breve, sólo para reproducir la opinión de Lorenzo Meyer. Como background personal, en mis lecciones de historia, el texto clave era la Historia mínima de México del Dr. Aguilar Camín y Lorenzo Meyer, así que en alguna medida se convirtieron en formadores de mi conciencia política. A pesar de coincidir casi cada semana con el Dr. Aguilar Camín por cuestiones de trabajo, no ha salido el tema. Probablemente sea abordado el siguiente mes en la revista Nexos que él dirige.

Por ahí en la red me he topado con la opinión de Lorenzo Meyer y (aparte de la necesidad de confirmar la fuente) me parece oportuno reproducir:

Suponer que las elecciones del 5 de julio renovarán el panorama político mexicano, que abrirán una puerta nueva, interesante, es tener muchas ganas de creer y no hacerle caso a la experiencia de un país en el que la clase política ha fallado al igual que las instituciones.

Se parecen mucho, es una clase política muy parasitaria y el voto de castigo es apenas una posibilidad pequeñísima, es muy simbólico, pero mejor lo simbólico que la nada. Por lo menos que no me vean la cara de idiota, no puedo hacer nada, pero no les voy a dar mi voto.

No puedo hacer más que expresar mi desacuerdo, desencanto, frustración y enojo por esa vía, pues es la única. Hay otras formas.

Desde luego, tradicionalmente en México está la violencia, pero por ahora no veo que vayamos a preparar una nueva revolución, entonces es una nueva fórmula pacífica, no muy prometedora, pero es lo que está a nuestro alcance.

Ya saldrá más del tema… Segurísimo.

Piss aut!

Peter Gabriel – 2

Escuchar por primera vez la musica de Peter Gabriel, resulto para mi, sorprendentemente… Pop!Mientras la radio comenzaba a cumplir su promesa de transmitir el disco So completo, yo escuchaba en audifonos algo que esperaba correspondiera en alguna medida a las portadas del Nursery Crime, del 2do. solista de Peter… Contratiempos rematando, piano y bajo marcaban el inicio de Red Rain…

Recorri el So completo esa noche de domingo via radio, y me gusto. No me alcanzo el gusto para entender por que se escuchaba el rumor de que “Genesis con Peter Gabriel era la banda mas grande de todos los tiempos”, pero So era un buen disco y yo encontraba la voz francamente inimitable, asi que cuando traia el cassette en el walkman, en algun punto deje de cantar y me dedicaba a escuchar.

Y Peter Gabriel era (para mi) So, y no encontraba una rola en el album que no valiera la pena escuchar cuando el dia corria ligero.

El destino (ayudado con algo de voluntad de ahorrar) llevaron a mis manos paulatinamente los discos de Genesis, en ediciones normales claro (ni pensar en las replicas japonesas o un cd en una lata. Entonces pude tambien llenarme la boca con “Genesis con Peter Gabriel es la banda mas grande de todos los tiempos”, y en verdad lo creia. Dividia mis actividades en periodos de mas de 20 minutos para poder escuchar Suppers Ready completa, erauna cosa impresionante reunir
tanto en una cancion.

Entonces compre el Lamb Lies Down on. Broadway, y la musica cambio. De verdad cambio.

Porque ahora la musica era mas que una pieza de 3 minutos, la musica tenia sentido en un universo autoconstruido. Para aquel entonces estudiaba yo mis primeros cursos de direccion de arte, donde recibi, como cualquier cosa, una ensenanza de esas que cambian el entendiminto
de la vida, decia el profesor que toda historia necesitaba un conflicto y entonces entendi el Lamb lies down como en e conflicto inherente del hombre (ese de Sartre o Gide) en una explicacion
posmoderna gloriosamente optimista.

Cambio tambien mi escaso entendimiento sobre las relaciones interpersonales (escaso entonces y escaso ahora), el concepto de impecabilidad e integridad… Muchos conceptos se reformaban en mi
cabeza entonces.

Asi Peter Gabriel era parte de mi normalidad, y yo citaba tranquilamente desde el “I got sunshine in my stomach” cuando enfermo hasta el “I want to touch the light the heat i see in your eyes”
cuando enamorado.

Y mi vida normal contenia a Peter Gabriel, ya era una referencia musical inevitable, al lado de Fripp y King Crimson y lo poco que conocia de Steve Wilson y Porcupine Tree entonces, era mi top 3 musical.

Luego se edito el disco Ovo. Yo lo compre y no me encanto, se convirtio en uno de esos discos que uno pone solo una vez… Yo crei que seria uno de esos discos.

Peter Gabriel – 1

Primero debo admitir que mi encuentro con la musica de Peter Gabriel no fue algo casual, sino un evento provocado.Cuando mi edad estaba por debajo de los quince y mis horizontes musicales comenzaron a expandirse en casi todas las direcciones, pero principalmente en rumbos del progresivo, Genesis era una cuestion ignota y casi mitica.

En las tiendas de musica, los discos de Genesis no eran tan baratos, y comprar un cd era sujeto de estudio para mi, pues el precio no me era tan accesible. Ni mencionar la posibilidad de escuchar a Genesis en la radio, eran los 90’s grungeros y cualquier cosa que no trajera overdrive en la guitarra estaba excluida como seleccion natural.

Asi segui andando por las notitas musicales sin escuchar ni a Genesis ni a Peter Gabriel, conociendo solo las portadas de sus discos, ignorando la desafiante maravilla detras de la zorra con vestido rojo o lo armonioso detras de la fotografia rasgada de Peter Gabriel.

Cierta noche, en cierta estacion de radio (no es omision voluntaria sino de la memoria) anuncio un vistazo a los discos clasicos de decadas anteriores, el round anunciaba el So de Peter Gabriel para
algun domingo por la noche.

Armado de un cassette Sony, tuve la aventura de escuchar la musica de Peter Gabriel por primera vez.